GE Castro-SanMiguel. Departamento de Lengua Y Literatura Española (2º ciclo de ESO y Bachillerato)


lunes, 1 de abril de 2019

ORACIONES DE RELATIVO SUSTANTIVADAS

Veamos un vídeo en el que se nos expllica el análisis de este tipo de oraciones:


El principal problema en el análisis de PSAdj sustantivadas es la preposición antepuesta a la misma. Cuando una preposición introduce a estas subordinadas, puede deberse a que introduce a toda la subordinada (ésta realiza una funciónsintáctica que exige preposición, como término de un SP / suplemento o término de un SP / complemento del nombre, por ejemplo), o bien a que introduce sólo al pronombre relativo (ya que es éste, y no toda la subordinada, el que realiza una función que exige preposición). Esta diferencia explica que puedan darse dos posibles análisis muy diferentes:

A) Prep. + PSAdj(sust) / término: En este caso (el más habitual), la subordinada es término de un SP, de manera que la preposición queda FUERA de la subordinada. Dos son los indicios que nos permiten reconocer esta situación. En primer lugar, detectamos que la subordinada hace alguna de las funciones sintácticas que exigen una preposición, que son suplemento, complemento del nombre, complemento del adjetivo, complemento del adverbio, complemento circunstancial o complemento indirecto (muy raro). Nunca, en esta situación, puede darse el caso de que la subordinada sea sujeto, complemento directo o atributo, ya que sería absurdo que estas funciones viniesen introducidas por preposición. Y en segundo lugar, podemos probar la sustitución de toda la subordinada por el demostrativo “eso”. Veremos entonces que la preposición queda fuera de la subordinada, puesto que ésta no puede englobarse en la secuencia sustituida. Ej) Estoy harto de lo que dices * (NO) Estoy harto eso  (SÍ) Estoy harto de eso. La sustitución de la subordinada por “eso” demuestra, en definitiva, que la preposición no pertenece a la misma, y que debe analizarse FUERA de la PSAdj (sust).

B) Prep. + PSAdj(sust) / Sj-CD-Atbuto: En este caso, la subordinada no es nunca término, sino que la preposición introduce simplemente al relativo, y no a toda la subordinada, de tal modo que debemos analizar la preposición se analiza DENTRO de la subordinada. Se reconoce por los motivos contrarios al caso anterior: en primer lugar, porque la subordinada realiza una función que no puede venir introducida por preposición, como sujeto, CD o Atr. Y en segundo lugar, porque la sustitución por “eso” afecta también a la preposición: Ej) Me extrañó de lo que me hablabas  (SÍ) Me extrañó eso * (NO) Me extrañó de eso.







jueves, 14 de marzo de 2019

TEATRO DE LOS HERMANOS ÁLVAREZ QUINTERO


CONTEXTO HISTÓRICO Y SOCIOCULTURAL
El teatro de esta época era bastante variado, al igual que las circunstancias que azotaban la situación del momento: por un lado, los señores que acudían por diversión y distracción, y, por supuesto, nada preocupados por cambiar la situación; por otro lado, el pueblo, que buscaba una vía de evasión en las tablas que le alejara de sus problemas, pues rehusaba de que le mostraran su puntiaguda realidad. No obstante, encontramos un núcleo aislado en una emergente ciudad de Andalucía que será testigo de una nueva mirada teatral alejada y ajena de los problemas sociales: Écija o «la sartén de la Bética», población de Sevilla, llena de todos esos componentes que califican a la Andalucía más castiza.

Tomamos igualmente como paradigma Écija por ser cercana a la patria chica de los hermanos Álvarez Quintero y escenario de sus primeras obras, aunque podría tratarse de cualquier ciudad española de la segunda mitad del siglo XIX. La sociedad astigitana, del mismo modo que todo el estado español, vive un agitado y caótico ambiente social y político: reyes sin coronas, repúblicas anárquicas, movimientos obreros no menos ansiosos de cambios que confundidos en sus teorías, una sempiterna dicotomía entre liberales y conservadores que jugaban en un toma y daca con los gobiernos… Serán los grupos sociales altos, formados en su mayoría por los profesionales liberales y burgueses adinerados, los que tendrán un mejor acceso a la cultura, tanto para su instrucción como para su deleite, muy al contrario del pueblo, que vivía subsumido en un alto índice de analfabetismo. Ahora bien, no solo era el jornalero o pequeño campesino aquel que desconocía el código de las letras, también aquellos grandes señoritos y caciques, más preocupados por la acumulación de bienes y caudales que por intentar realizar leves, aunque urgentes, reformas que, tal vez, pudieran haber sido incluso beneficiosas para ellos y hacer más digna la vida del siempre olvidado pueblo.

El teatro realista del momento oscilaba como un péndulo entre las posturas más conservadoras y laxas a las más progresistas y ácidas. Los mismos hermanos Álvarez Quintero asistían a escenas de carácter grotesco y disparatado, truculento y efectista, de pincelada gruesa, dramático y de exageración violenta. 

EL ENTREMÉS
Como reacción a esto, se despertó apresuradamente un especial interés por el costumbrismo a través de la zarzuela, el sainete y el teatro llamado por horas. Es verdad que esta renovación dramática convivía en sus comienzos con las últimas voces del teatro romántico que desde lejos ya hacía oír su canto de cisne. Hablamos del relevante «género chico», aquel teatro en el que predomina lo popular, las costumbres genuinas, así como una renovación del registro lingüístico, que lo hacía vivo y fresco. Estas piezas breves se caracterizan por su ambientación contemporánea y, gracias a ello, descubrimos desde otra perspectiva cómo todavía la gente más sencilla sigue estando cansada de los políticos que, en vez de gobernar, desgobiernan, y no le ofrecen soluciones a sus problemas sociales; por consecuencia, a pesar de encerrar tímidas críticas hacia los gobernantes, también subyace una resignación, asumida por todos los trabajadores, que les hace ser dóciles, ya que entienden que no les es posible alterar su destino. Serán los hermanos Álvarez Quintero quienes doten al género chico de un nuevo soplo, llegando a su máximo esplendor en la escena de este periodo tan particular. 

De todos los géneros teatrales que se atrevieron a abordar hay que destacar su peculiar maña a la hora de presentar los entremeses, esas piezas teatrales cómicas que se caracterizan por su condensación dramática, comicidad directa y lenguaje realista. Entre ellos, destaca El ojito derecho presenta en el castizo barrio sevillano de San Bernardo al gitano embaucador, al comprador ingenuo, un corredor implacable con sus tejemanejes, y fue el primer éxito que les consagró con una fama inmortal; Amores y amoríos se desarrolla en una finca andaluza y en Madrid, y presenta la historia de amor entre Juan María, poeta y mujeriego, e Isabel, joven y bella dama, tiene un final feliz; o el drama Malvaloca, que se convierte en la pieza más representada dentro y fuera de España y una de las más elogiadas por la crítica, con un profundo análisis de su protagonista, Malvaloca, símbolo de belleza y mujer andaluza.

LA COMEDIA BURGUESA
Sería en los primeros lustros del pasado siglo cuando los Quintero encontrarían una producción importante dentro de su obra. A partir de la década de los veinte, surge un público pequeño burgués que pretende controlar el teatro y hacer algunos intentos tímidos de reformas, lo cual no impide que los autores del momento sigan cultivando lo que venían haciendo hasta entonces. Esta nueva orientación en los Álvarez Quintero consistió en dejar en un segundo plano los entremeses y sainetes y reafirmarse en una comedia burguesa, sencilla y simple en sus argumentos y peripecias, en busca de diálogos que toquen la gracia, con un fondo de una relación amorosa sin tintes pasionales y siempre con un final feliz.

SU RENOVACIÓN
Los Quintero habían acostumbrado a su público burgués a un teatro en el que no tenían cabida alguna los conflictos incómodos, la perturbación de los ánimos tranquilos, y donde el final feliz era la gota que colmaba el vaso cómico. Todo se reduce a un ámbito familiar lleno de afectos, amoríos y rondadas a muchachas, la exaltación del matrimonio y la defensa de la alegría. Todo va y viene de la tristeza a la alegría, entre la severidad intolerante y la permisividad comprensiva. Pero nada se hace metafísico ni abstracto, se trata de lo más apegado a la vida.

Su renovación dentro del género chico radicó, por tanto, en esa mezcla de clasicismo y moderación, inventando un nuevo tipo de humor, fuera del chiste fácil o el retruécano, que únicamente deleitaba el tiempo que duraba la carcajada. Con un trabajo finísimo de pulidores el costumbrismo y la comicidad, se fundirán a sí mismos con el sentimentalismo y lo melodramático.

EL COSTUMBRISMO Y EL HUMOR
Casi la totalidad de la trayectoria teatral de los hermanos Álvarez Quintero se suele asociar con el costumbrismo y el humor, características determinantes en sus obras, cuya autoría le será fácilmente reconocible para el espectador. En realidad, fueron muchos los altibajos a los que se tuvieron que enfrentar los hermanos hasta conseguir su hueco en el panorama teatral. Pero persistirá el elemento esencial: la gracia.

 No se debe dejar pasar el ambiente musical de este período, donde las tabernas desprendían su olor a néctar báquico y a humo de delicias habaneras, donde el flamenco era escuchado por marqueses lo mismo que jornaleros rezagados en el calor del arte popular y en la mirada de una bailaora con encanto y embrujo, donde la mejor manera de decir las cosas era cantando. Muchas de sus piezas andaluzas se convierten más tarde en un pretexto para el cante y el baile. En la propia escena teatral aparecen coplas y letrillas que amenizan la acción y la hace más notoria, con más énfasis recreativo, incluso suele cerrar cada obra o acto de la misma a modo de «moraleja» dirigida al público:

 
«Grande pena es la de un siego

que no ve por donde va,

pero mayor es la mía,

que no sé tu voluntá.»

(De Sangre gorda)

LENGUAJE Y DIÁLOGO
El lenguaje era un factor importante, casi siempre demandado por el público gustoso de escuchar el fiel reflejo de los parlantes cotidianos. Se caracteriza por su soltura, agilidad y poder comunicativo, con un estilo capaz de captar el casticismo y a la vez provocar la sonrisa. 

Las hablas andaluzas se habían utilizado anteriormente en entremeses y en sainetes, pero ahora los autores son conscientes de su funcionalidad y de sus peligros, avisando a los intérpretes, diciéndoles que todos los personajes hablan con acento andaluz, pero llanamente, sin llegar a explotar la exageración que hace del acento ridículo y forzado.

UNA ANDALUCÍA IDEALIZADA
La mayoría de las obras del teatro de los Quintero tienen a Andalucía como espacio y tema: su tierra, costumbres y los tipos andaluces. En sus obras ya aparece esa cara de Andalucía que se convertirá en el prototipo que dará la vuelta al mundo, presentando una tierra arcádica llena de colorido, alegría y fiestas, una visión amable, idealizada y tópica de Andalucía, pese a que estuviese muy lejos de la realidad.

Muchos fueron los críticos que les acusaban de plasmar en la escena una Andalucía falsa y dulzona, representada en obras con un débil argumento y revestida con diálogos chispeantes y alborozados, pleno de equívocos, modismos andaluces y sano humor. Una fórmula que encajaba exactamente con lo que el público deseaba ver. En cierta forma, un teatro hecho bajo demanda; un teatro optimista y de evasión, sin pretensiones de ser innovador y, cuanto menos, rupturista.



ARGUMENTO LA MALVALOCA

Malvaloca. Una copla originaria de Málaga es la que ejerció, en este caso, como inspiración de los hermanos Álvarez Quintero a la hora de crear esta obra teatral que se puso en escena por primera vez en el año 1912.

Una bella joven llamada Rosita, a la que todo el mundo conoce como Malvaloca, es la absoluta protagonista de esta historia. Sus continuos amoríos con multitud de hombres son los que hacen que precisamente no sea bien vista en una sociedad puritana y cargada de prejuicios.

Pero quizás la muchacha pueda “sentar la cabeza” y es que aparece en su vida Leonardo, un hombre del que se enamorará perdidamente. Sin embargo, ese amor que surge entre ambos se topará con muchos obstáculos en el camino ya que muchos serán los recelos y comentarios que surgirán entre las personas que rodean a ambos personajes.

En el siguiente enlace podemos leer la siguiente obra:

martes, 12 de marzo de 2019

CARACTERÍSTICAS DE LAS ORACIONES ADEJTIVAS O DE RELATIVO

Las oraciones subordinadas adjetivas son aquellas oraciones compuestas, es decir, que tienen más de un verbo, que dependen de una oración principal, y se van a comportar exactamente igual que un adjetivo en una oración simple. Es decir, van a expresar una característica respecto a un nombre que encontraremos dentro de la oración principal y que llamaremos antecedente.

Estas oraciones también se denominan relativas porque van a ir introducidas por unos nexos que son relativos, porque hacen referencia a este antecedente, y podrán ser pronombres de adverbios.

Estas oraciones subordinadas adjetivas, casi siempre van a funcionar como complemento del nombre

Y también veremos cómo reconocer un pronombre relativo y cómo saber la función que desempeña en su oración.

lunes, 4 de febrero de 2019

VICENTE ALEIXANDRE

Nació en Sevilla (1898), pero a los dos años se trasladó su familia a Málaga, la «ciudad del Paraíso» donde transcurrió casi toda su niñez. En 1909, nuevo traslado a Madrid, en donde vivirá en adelante. Estudió Derecho y Comercio, pero, desde 1925, su precaria salud lo mantiene apartado de toda actividad profesional. Se ha dedicado por entero a la poesía. Fue uno de los pocos miembros del grupo del 27 que permanecieron en España al término de la guerra, y su presencia ha supuesto un profundo y decisivo magisterio en la poesía posterior. En 1949 es elegido miembro de la Real Academia Española. Y prosigue su obra: su figura no cesa de crecer en estimación y, además, es proverbial su generoso aliento a los poetas jóvenes. La concesión del Premio Nobel, en 1977, corona una trayectoria ejemplar. Murió en 1984.

Atendiendo a la visión del mundo que subyace en sus poemas, se distinguen en su trayectoria DOS ETAPAS que señalamos a continuación.

 PRMIERA ETAPA
Su visión inicial del hombre es radicalmente pesimista: el hombre es la criatura más penosa del universo: es sólo imperfección, dolor, angustia; un ser tanto más frágil, más vulnerable cuanto más humano. Aleixandre parece envidiar al vegetal, al mineral. Y su aspiración profunda sería volver a la tierra, fundirse con la Naturaleza para participar, insensible, de su gloriosa unidad. Esta singular concepción da a muchos de sus poemas una indudable fuerza telúrica.

Pero entre todos los libros de esta etapa, destacan dos grandes libros, que merecen párrafo aparte. En La destrucción o el amor (1932-33) -Premio nacional de literatura-, la pasión amorosa se confunde con la pasión por una muerte liberadora: de ahí la construcción identificativa del título. Encierra esta obra algunos de los poemas amorosos más intensos que se han escrito en nuestra lengua y en nuestro tiempo. El libro Sombra del Paraíso (1939-43) es, sin duda, la obra cumbre de Aleixandre. Desde este destierro, el poeta recuerda o imagina un prodigioso edén, libre de sufrimiento y de muerte. Es la «visión del cosmos en su gloria, antes de la aparición del hombre y, con él, del dolor y de la limitación». El lenguaje es bellísimo. Su publicación en 1944 —el mismo año que Hijos de la ira— constituyó uno de los grandes acontecimientos literarios de la posguerra.

SEGUNDA ETAPA
Entre 1945 y 1953, escribe Aleixandre Historia del corazón, libro que supone «una nueva mirada y una nueva concepción». La novedad, o cambio profundo, radica en que el hombre es mirado ahora positivamente. Sigue siendo una criatura desvalida, que sufre, pero ahora el poeta admira «su quehacer valiente y doloroso». La palabra clave de esta etapa, sería solidaridad. En composiciones como El poeta canta por todos (significativo título) o En la plaza se sale de sí mismo, de sus obsesiones personales, para fundirse con los anhelos de los demás: «No, el hombre no está solo. Hasta el amor es una conciencia de compañía.» El tema del amor cuenta en este libro con poemas espléndidos.

En esta nueva línea, de profunda humanidad, se sitúan los libros posteriores: En un vasto dominio (1958-62), Retratos con nombre (1958-64), Poemas de la consumación (1965-66) y Diálogos del conocimiento (1966-74).

De todos ellos, el titulado Poemas de la consumación es una nueva cima de la poesía de Aleixandre y fue recibido con asombro. En él, el anciano poeta ve la juventud como «la única vida» y canta con un tono sereno y trágico, más que elegiaco, la consumación de su existir. Y no sabemos qué es más admirable, si la plenitud del lenguaje poético o la inmensa entereza humana del poeta.


BIOGRAFRÍA Y TEMAS DE SUS OBRAS

martes, 22 de enero de 2019

INVENTAMOS Y DEFINIMOS PALABRAS

Os propongo una actividad creativa para que aprendamos a definir palabras. Para ello intentaremos emular a Luis Piedrahita, humorista, ilusionista, escritor y director de cine, que entre otras labores se dedica a inventar palabras y definirlas. En el programa de radio Todo por la radio de la Cadena Ser semanalmente nos ofrece ejemplos de su quehacer. Acaba de publicar CAMBIANDO MUY POCO ALGO PASA DE ESTAR BIEN ESCRITO A ESTAR MAL ESCROTO, el libro de las palabras inventadas.

 

 

Antes de nada, vamos a ver un ejemplo de su labor en el programa de radio: Faltan las palabras.
 

¿Qué debemos hacer?

- Inventa una palabra que no exista. Resulta fácil pensar en una palabra compuesta que se parezca a una existente, preferentemente has de usar RAÍCES PREFIJAS Y SUFIJAS GRECOLATINAS
- Explica la razón por la que puede ser un acierto.
- Defínela
- Elabora un guión para grabarlo. Con el programa AUDACITY y un micrófono. En este enlace tienes tutoriales para su instalación y para la edición del archivo ( puedes incluir música, efectos...)
- Finalmente debes enviarme por correo un archivo en MP3 que contenga todo lo anterior.

Esta actividad tiene como objetivo la creatividad, el aprendizaje de la definición de palabras, el desarrollo de la comunicación oral...


Esta una actividad extraída de: http://maiteenvozalta.blogspot.com, donde unos alumnos de 2º de Bachillerato del IES SÉNECA han relaizados estos estupendos trabajos:

ACTIVIDAD DE INÉS CABALLERO SEGARRA:


ACTIVIDAD DE DANIEL BÉJAR CABALLERO



Y AHORA ESCUCHEMOS EL EXCELENTE TRABAJO DE NUESTROS ALUMNOS DE SAN MIGUEL 2:

NICOLÁS FERNÁNDEZ SOTO


CAROLINA SÁNCHEZ


MAR MORENO 2º BACHILLERATO

viernes, 18 de enero de 2019

RAP CON PESÍAS DE LA GENERACIÓN DEL 27

Debido al centenario del escritor Miguel hernandez, Nach nos brinda un homenaje en forma de canción con versos extraidos del mismo escritor. Producido por baghira y grabado por Blas caballero (rigor mortis) por cortesí8a de la Universidad Miguel Hernández.

Mc Federico hace una versión rap del poema de Federico García Lorca “Vuelta del Paseo”, que pertenece a su obra "Poeta en Nueva York" de 1929.


Vuelta de paseo
Asesinado por el cielo.
Entre las formas que van hacia la sierpe
y las formas que buscan el cristal,
dejaré crecer mis cabellos.
Con el árbol de muñones que no canta
y el niño con el blanco rostro de huevo.
Con los animalitos de cabeza rota
y el agua harapienta de los pies secos.
Con todo lo que tiene cansancio sordomudo
y mariposa ahogada en el tintero.
Tropezando con mi rostro distinto de cada día.
¡Asesinado por el cielo!



El grupo de rap sevillano SFDK incluye un fragmento de un poema de Lorca en uno de sus temas para un anuncio demostrando la vigencia de uno de nuestros mejores poetas.

Cancioncilla del primer deseo
En la mañana verde,
quería ser corazón.
Corazón.

Y en la tarde madura
quería ser ruiseñor.
Ruiseñor.

¡Alma,
ponte color naranja!
¡Alma,
ponte color de amor!


En la mañana viva,
yo quería ser yo.
Corazón.

Y en la tarde caída
quería ser mi voz.
Ruiseñor.
¡Alma, ponte color de amor!
 




 Fragmento del programa de Canal Sur en el que SFDK homenajea a Vicente Aleixandre -"Nocturno"- y a Rafael Laffón -"Invitación a la vida"-.


VICENTE ALEIXANDRE

Nocturno miedo-


Todo en la noche vive una duda secreta:
el silencio y el ruido, el tiempo y el lugar.
Inmóviles dormidos o despiertos sonámbulos
nada podemos contra la secreta ansiedad.
Y no basta cerrar los ojos en la sombra
ni hundirlos en el sueño para ya no mirar,
porque en la dura sombra y en la gruta del sueño
la misma luz nocturna nos vuelve a desvelar. […]



RAFAEL LAFFÓN

Invitación a la vida

Pasan las aguas por el cauce
y no terminan de pasar;
mas si de un agua no bebimos
nunca aquel agua tornará.
Y mientras corre el tiempo y llega
la hora feliz que imaginamos,
se va la vida, huyendo siempre,
cual se va el agua entre las manos…
Gocemos hasta marchitarlas
todas las flores del camino,
ya que el dolor jamás perdona
ni un paso de nuestro destino.
Gocemos la vida, gocemos…
¿Quién del mañana gozará?
Gocemos hasta embriagarnos
con una absurda saciedad.
Y aunque de luz se abrase el alma,
presto vayamos a la luz…
¡No hay más que al fin de los caminos,
sobre una lápida, la cruz!