GE Castro-SanMiguel. Departamento de Lengua Y Literatura Española (2º ciclo de ESO y Bachillerato)


lunes, 4 de junio de 2018

BIOGRAFÍA DE MIGUEL DE CERVANTES

Miguel de Cervantes Saavedra fue un poeta y dramaturgo, quien destacó como novelista, el más prominente de las letras españolas. Además de ello, fue militar. Nació en Alcalá de Henares, en la Comunidad de Madrid, el 29 de septiembre de 1547, hijo de Rodrigo de Cervantes, médico cirujano (un trabajo que para la época se consideraba de poca monta), y Leonor de Cortinas. 

Primeros años Si bien es cierto que los estudios de Cervantes fueron algo erráticos y de un nivel no muy alto, el joven demostró una franca afición por las letras. A los 19 años ya publica sus primeros poemas, y además se aficiona al teatro. Un detalle que suele mencionarse sobre Cervantes, y del cual él mismo dejó constancia escrita, es que padecía una marcada tartamudez. Poco después emprende un viaje a Italia, que le abrió horizontes y marcó una profunda huella en su vida. Pero a pesar de lo bien que se sentía en su viaje, nuevos acontecimientos hacen que decida ponerse al servicio de la Armada Española. 

Acontecimientos destacados

No tardó en ver acción. La galera donde prestaba servicio participó en la Batalla de Lepanto, célebre batalla que el 7 de octubre de 1571 enfrentó a una coalición de reinos cristianos de Occidente contra el Imperio Otomano. Se reconoció por sus superiores como un soldado de gran arrojo y valor, resultando con heridas, una de las cuales le hizo perder la movilidad de su mano izquierda. Esta circunstancia le ganó el mote de El Manco de Lepanto. 

Cervantes pasó otra temporada en Italia, cuando, de regreso a su país fue capturado por otomanos que le llevaron cautivo a Argel. Tras cinco años retenido y cuatro intentos fallidos de fuga, fue al final liberado tras negociarse su rescate a través de un grupo de monjes trinitarios. 

A su regreso a España, ejerce algunos trabajos inestables, tiene un matrimonio fallido y escribe La Galatea. Trabajando como recaudador de impuestos, se hace de no pocas enemistades, además de que la quiebra del banco que llevaba depositadas las recaudaciones provoca que Cervantes sea encarcelado. Es durante este presidio que nace lo que sería no sólo su obra máxima, sino una de las más grandes de la literatura universal: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, concebida como una parodia de las novelas de caballería que hacían furor para la época, se convirtió sin embargo en la más grande historia de caballería de la literatura universal. Luego de El Quijote publica una antología llamada Novelas Ejemplares, donde deja constancia de su habilidad para abordar diversos géneros de novela. 

Últimos años 
 Para la época de sus Novelas Ejemplares, Miguel de Cervantes Saavedra ya era un escritor consagrado. En 1615 aparece la magistral conclusión de su obra cumbre: El Ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha. Con esta obra se termina de demostrar que el talento de Cervantes no era casual. Escribe luego Los trabajos de Persiles y Sigismunda, Historia Setentrional, de la cual dice que es “su mejor obra”, pero la huella dejada por el Quijote es demasiado profunda. De todos modos, el escritor nunca pudo comprobar esta afirmación. Aquejado de diabetes, fallece en Madrid el 22 de abril de 1616. “Los Trabajos…” se publica póstumamente un año luego de su muerte.



jueves, 19 de abril de 2018

JAIME GIL DE BIEDMA

Jaime Gil de Biedma y Alba (Barcelona, 13 de noviembre de 1929-Barcelona, 8 de enero de 1990)

Nacido en 1929 en el seno de una familia de la alta burguesía castellana, su padre se trasladó a Barcelona para trabajar en la Compañía de Tabacos de Filipinas.

Gil de Biedma estudió Derecho en Barcelona y en la Universidad de Salamanca, institución esta última donde obtuvo su licenciatura en dicha materia. Su poesía evoluciona desde los primeros poemas intimistas de Las afueras al compromiso social de Compañeros de viaje. Al mismo tiempo es una poesía que evita constantemente el surrealismo y busca la contemporaneidad y la racionalidad a toda costa a través de un lenguaje coloquial, si bien desnudo de toda referencia innecesaria. Verdadero exponente de lo que se suele denominar una doble vida, Biedma desarrolla actividades empresariales (su padre lo introdujo en el negocio tabaquero familiar) y al mismo tiempo coquetea intelectualmente con el marxismo y su vida interior queda por completo marcada por su condición de homosexual, circunstancia que, en el seno de su profundo pesimismo, lo va a llevar a vivir al límite toda una serie de experiencias íntimas autodestructivas. En 1965 solicita ingresar en el PSUC pero el ingreso le es denegado por su condición de homosexual. Aun así, continuó su relación con los círculos cercanos a los movimientos comunistas.

En 1953 se trasladó a vivir a Oxford, lo que lo puso en contacto con la poesía anglosajona del momento, hecho que ejercería la influencia más determinante en su obra posterior. En 1959 publica Compañeros de viaje, que juntamente con Moralidades (1966) integra la parte más social de su poesía, con piezas llenas de denuncia política en las que evoca la hipocresía burguesa, la miseria que presidía el sistema capitalista, la opresión del pueblo por la España franquista y la discriminación de la mujer.

En 1965 aparece A favor de Venus, una colección de poemas de amor impregnados de erotismo, y en 1968, por último, publica Poemas póstumos.

En 1974, Biedma padeció una crisis que le lleva a dejar la vida literaria y se recluye en un férreo nihilismo. El determinismo de una sociedad incapaz de cambiar su historia y el conformismo y desencanto que impregna el mundo intelectual de izquierdas después de la transición a la democracia lo abocaron a la desesperación. Fracasaron sus esfuerzos por sobrevivir a la apatía del conformismo burgués del que no conseguía escapar, él mismo escribió que era "señorito de nacimiento" y que se arrepentía "de los palos que no le habían dado", y notó que su voluntad de escritor había desaparecido: «No me ocurre más aquello de apostarme entero en cada poema que me ponía a escribir». Murió de sida en enero de 1990, al lado de su último compañero, el actor Josep Madern.
fue un escritor español, considerado uno de los poetas más importantes de la segunda mitad del siglo XX y de la Generación del 50.


Vasl de aniversario
 En el nombre de hoy
Amor más poderoso que la vida
Contra Jaime Gil de Biedma
Himno a la juventud


lunes, 16 de abril de 2018

LÍRICA RENACENTISTA

El período histórico que sucede a la Edad Media en Europa es conocido como el Renacimiento, comprende todo el siglo XVI aunque sus precedentes se encuentran en   los siglos XIV y XV y sus influencias se dejan notar en el XVII .

Se inició en Italia y se extendió por toda Europa favorecido por el invento de la imprenta .

Los escritores del renacimiento adoptaron como modelos que debían ser imitados a los escritores de la antiguedad clásica ,y a los grandes italianos del siglo XIV Dante,   Petrarca, y Boccacio .Este movimiento fue influido por los humanistas que estudiaron la cultura de Grecia y Roma , entre los que destacan Erasmo de Rotterdam, Antonio de  Nebrija y Juan Luis Vives.

Durante la Edad Media el arte es unmedio para honrar a Dios.En el Renacimiento el centro del mundo es el hombre,los poetas cantan al amor humano,la naturaleza , los hechos guerreros, y también tratan temas filosóficos y políticos.

En el Renacimiento español se distinguen dos momentos que coinciden con los reinados de Carlos I (1516-1556) y de Felipe II (1556-1558).

1) PRIMERA ETAPA (CARLOS I)
En la primer mitad del siglo, España se convirtió en un poderoso imperio, consecuencia del descubrimiento de América y de la política de unificación y expansión del los Reyes Católicos, continuada en la figura de Carlos I.


2) SEGUNDA ETAPA (FELIPE II)En la segunda mitad de siglo, la Reforma culminó en el cisma protestante. Esta situación desencadenó la Contrarreforma, organizada desde la jerarquía eclesiástica. En el concilio de Trento, la Iglesia estableció las bases de la reforma interna y las medidas para que no surgieran voces críticas.
España se alineó en las filas católicas y reforzó la Inquisición, en un país que había expulsado a los judíos u obligado su conversión al catolicismo.
De esta situación surgió una poesía que recogió al tiempo las formas italianas y la influencia de la Biblia. Los modelos anteriores se transformaron “a lo divino”, y pasaron a hablar del amor a Dios, a Cristo o a la Iglesia. Es la época de fray Luis de León, san Juan de la Cruza y santa Teresa de Jesús.


En la segunda fase del Renacimiento en España, que tuvo lugar durante la segunda mitad del siglo XVI, la poesía en español se dividió en dos escuelas: la Salmantina (Fray Luis de León) y la Sevillana (Fernando de Herrera). Los poetas de la escuela sevillana, tienen un estilo rebuscado y elaborado, con abundantes adornos retóricos. Será la entrada a la poesía barroca del siglo XVII. Los poetas de la escuela sevillana, tienen un estilo rebuscado y elaborado, con abundantes adornos retóricos. Será la entrada a la poesía barroca del siglo XVII. En cambio, los escritores de la escuela salmantina cultivan una una poesía sencilla y natural, temática moral moral y religiosa. El máximo representante de este grupo es Fray Luis de León.
3) ASCÉTICA Y MÍSTICA
La preocupación religiosa provocó el desarrollo de la ascética y mística:
  • La ascética busca la purificación moral en un camino que puede ser negativo (ruptura con la falta de ética) o positivo (práctica de virtudes).
  • La mística es la experiencia de la unión del alma con Dios, la percepción de la esencia divina. El camino de perfección presenta tres vías : la vía purgativa, en la que el alma se desprende de lo terrenal ; la vía iluminativa, en la que la luz indica el camino hacia Dios ; y la vía unitiva, en la que se produce la unión del alma con Dios.



 
Ya sabemos que en el  Renacimiento se da una expansión de la cultura grecolatina, fruto del Humanismo. En la cultura del siglo XVI es imprescindible el conocimiento de las lenguas clásicas y en un estudio de la literatura de este tiempo es indispensable conocer cuáles fueron las fuentes de inspiración de poetas y demás artistas.



Apuntes poesia renacentista-2017-2018 de adolfogama

jueves, 12 de abril de 2018

DON JUAN TENORIO Y EL TEATRO ROMÁNTICO

Don Juan Tenorio (1844) condujo a la cima de la popularidad a José Zorrilla. La historia de la génesis de la obra es, cuando menos, curiosa: a principios de 1844, el actor Carlos Latorre pedía insistentemente a Zorrilla una obra para estrenarla en el Teatro de la Cruz. Bastaba con que refundiese alguna comedia del Siglo de Oro y Zorrilla se dispuso a realizarlo, para lo cual retomó parte de un texto que había redactado en 1840 y en veinte días remató la obra. Se trataba de la refundición de El burlador de Sevilla y convidado de piedra, una pieza dramática atribuida a Tirso de Molina. 

La comedia de Tirso fue imitada y recreada por autores de toda Europa, algunas de cuyas obras tuvo en cuenta Zorrilla para introducir cambios en su Tenorio respecto al modelo principal. El arrepentimiento final de don Juan, por ejemplo, lo tomó de la comedia dieciochesca No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague, y convidado de piedra (1714), de Antonio de Zamora; el episodio de la monja o la novicia que sale a su encuentro para salvarlo está inspirado en la tragicomedia Don Juan o el Festín de Pierre (1665) de Molière.

Zorrilla también había leído otras dos obras francesas que influyeron en la suya: la novela Las almas del purgatorio (1834) de Prosper Mérimée, y la comedia Juan de Mañara o La caída de un ángel (1836), de Alexandre Dumas. Ambos se habían inspirado en el personaje de don Miguel de Mañara, como Tirso de Molina se había inspirado en un personaje histórico real en su comedia.
En la segunda parte de Don Juan Tenorio, que está dominada por el tema de la muerte, se pone de manifiesto la influencia de tres obras: Hamlet (1603), de William Shakespeare; Anochecer en San Antonio de la Florida (1838), de Enrique Gil y Carrasco, y El estudiante de Salamanca (1840), de José de Espronceda.

miércoles, 11 de abril de 2018

PLANTOS MEDIEVALES

El planto (o llanto), también llamado endecha, es un tipo de elegía, en que el poeta lamenta el fallecimiento de un ser querido. Si es de carácter popular y surgido de la lírica tradicional, se denomina endecha; si el autor es de carácter culto, planto.

Las endechas populares

El pueblo solía entonar canciones funerarias que expresaban el dolor por la muerte de un ser querido, y se cantaban desde muy antiguo: Alfonso X el Sabio ordenó que los clérigos se retirasen de los entierros cuando los acompañantes endechassen. La más antigua conservada en lengua española es la que entonaron las damas canarias en la muerte del caballero Guillén Peraza (1443):
Llorad las damas, / si Dios os vala,
Guillén Peraza / quedó en la Palma,
la flor marchita / de la su cara.
No eres palma, / eres retama,
eres ciprés / de triste rama,
eres desdicha, / desdicha mala.
Tus campos rompan / tristes volcanes,
no vean placeres, / sino pesares,
cubran tus flores / los arenales.
Guillén Peraza, / Guillén Peraza,
¿dó está tu escudo, / do está tu lanza?
Todo lo acaba / la malandanza

En la literatura histórica

En la literatura castellana, los primeros ejemplos de elegías funerales o plantos son tanto de carácter épico-juglaresco como clerical. En el ámbito de los cantares de gesta, el Cantar de Roncesvalles (primera mitad del siglo XIII) relata cómo Carlomagno contempla los cadáveres de sus caballeros tras la derrota de Roncesvalles: el arzobispo Turpín, la cabeza de Oliveros y el cuerpo de Roldán, a los que dirige sendos plantos.1

¡Ay Jherusalem! —lamento por la pérdida de esta ciudad en 1244— y el Planto que fizo la Virgen el día de la Pasión de su fijo, de Gonzalo de Berceo, son testimonios que tienen que ver con la poesía clerical. Juan Ruiz, arcipreste de Hita, incluyó un planto por la muerte de Trotaconventos en su Libro de Buen Amor (siglo XIV). Las Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique (c. 1478) y el planto de Pleberio por la muerte de su hija Melibea con que concluye La Celestina (1499) suponen la máxima expresión del género, ya al fin de la Edad Media.
Escuchemos un recitado del Planto deArcipresta a la muerte de Trotaconventos en Libro de Buen Amor:

Leer el poema en versión moderna


En el siglo XX

Algunos poetas españoles del siglo XX trataron de revitalizar el género, en especial el grupo generacional de 1927, siguiendo su directriz de unir tradición y vanguardia. Así, por ejemplo, el Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, de Federico García Lorca, o la Elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández:

LLANTO POR LA MUERTE DE IGNACIO SÁNCHEZ MEJÍAS DE FEDERICO GARCÍA LORCA :

Leer el poema

 


ELEGÍA A RAMÓN SIJÉ DE MIGUEL HERNÁNDEZ

Leer el poema

miércoles, 21 de febrero de 2018

LA NOVELA ESPAÑOLA EN LAS TRAS DÉCADAS POSTERIORES A LA GUERRA CIVIL


El ambiente de vacío y desorientación cultural propio de los años 40 es muy acusado en el campo de la novela. Se ha roto con la tradición inmediata: quedan prohibidas las novelas con contenido social o fuera de la ortodoxia católica, así como las obras de los exiliados. Es una época de búsqueda, de tanteos.
Algunos autores, pertenecientes al bando vencedor y que ya habían publicado antes de la guerra, gozaban del favor del régimen y hubieran podido servir de puente entre ambas etapas (así, los falangistas Rafael García Serrano y Rafael Sánchez Mazas), pero sus aportaciones fueron escasas o no tuvieron eco. 

NOVELA EN LOS AÑOS 40: NOVELA EXISTENCIAL

Dos fechas suelen señalarse como indicios del arranque del género de la novela existencial: 1942, con La familia de Pascual Duarte, de Cela, y 1944, con Nada, de Carmen Laforet. Estos dos novelistas reflejan de forma amarga la vida cotidiana de posguerra, pero sin llegar a la denuncia social, cosa que la férrea censura hace imposible. Sus grandes temas serán la soledad, la inadaptación, la soledad, la muerte. Los autores y obras más destacados son los ya mencionados más Miguel Delibes, con La sombra del ciprés es alargada (1948).

NOVELAS EN LOS AÑOS 50: EL REALISMO SOCIAL (1950-1962)

La colmena (1951) de Camilo José Cela supone un cambio importante y ha sido señalada como precursora de la nueva corriente. Los novelistas de la generación del 50 intentan dar testimonio de sus recuerdos de la guerra, de los conflictos de la vida colectiva española, de los ambientes concretos del trabajo en las diversas profesiones… y, al igual que los poetas, pretenden con sus obras producir un cambio en la sociedad.

LA NOVELA EXPERIMENTAL DE LOS AÑOS 60 

En los años sesenta y hasta 1975 aproximadamente, aunque no se abandona completamente la crítica y la preocupación social, prima la experimentación.  La novela que inaugura este nuevo ciclo es Tiempo de silencio (1962), de Luis Martín Santos. Otras novelas representativas de esta tendencia son, entre otras, las siguientes: Si te dicen que caí, de Juan Marsé, Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes, y Señas de identidad, de Juan Goytisolo. 






lunes, 29 de enero de 2018

PIXTON PARA HACER CÓMICS

Una herramienta web en español para crear cómics usando figuras, escenas, personajes. Se puede utilizar las figuras de las que dispone la herramienta web, añadiendo solo diálagos de los personajes o, por el contrario, se puede crear los cómics desde el principio, seleccionando escenas, personajes, añadiendo objetos y diálogos.

O dejo una tutorial para que os hagáis una idea de cómo funciona:





Y ahora un vídeo tutorial:










Y también hay un programa que se llama snipping tool para hacer recortes con las diapositivas -también se puede ahcer con capturas de pantalla-. Lo mejor es que hagáis diapositivas individuales y las capturéis y recortéis, aunque ambién se pueden hacer de dos en dos o tres en tres.